Mark Zuckerberg declara en una demanda contra Oculus

JusticiaRegulación

El directivo ha desmentido las acusaciones que apuntaban que la tecnología de realidad virtual de Oculus fue robada.

Mark Zuckerberg ha intervenido como testigo en una corte federal de Dallas, en el juicio por la demanda que la empresa de videojuegos ZeniMax Media interpuso contra Oculus en 2014, en la época en la que Facebook estaba comprando la empresa de realidad virtual.

Desde ZeniMax acusaban a Oculus de haberles robado la tecnología de realidad virtual, y Zuckerberg aprovechó su intervención para dejar clara la inocencia de su compañía.

El dirigente ha asegurado que no emplearon de forma ilegal la propiedad intelectual de ZeniMax para desarrollar su plataforma de Realidad Virtual, ya que cuando compraron Oculus la tecnología no estaba del todo definida.

En ese sentido, parte del conflicto se desató en torno al programador de videojuegos John Carmack, actual CTO de Oculus, que trabajó para id Software, una compañía que fue adquirida por ZeniMax en 2009.

En su intervención, Zuckerberg dejó claro que Carmack no había usado código fuente obtenido de su etapa en ZeniMax.

El caso podría tener importantes consecuencias si Facebook es declarada culpable, ya que ZeniMax reclama a la red social una indemnización de 2.000 millones de dólares por los daños y perjuicios ocasionados por el robo de su propiedad intelectual, informan en Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor