A fondo: Amazon prepara la lista de la compra

eCommerceEmpresasMarketing

Amazon es un gigante que lo devora todo. Su dominio es absoluto en el ecommerce de Occidente y está extendiendo sus tentáculos hacia los supermercados físicos, la emisión de eventos deportivos, productos de farmacia… Jeff Bezos se va de compras.

Amazon anunció hace apenas unos días su alianza con JP Morgan y Berkshire Hathaway para el desarrollo de una compañía de salud que dé cobertura a sus trabajadores y los familiares de éstos, como recogía la agencia Reuters.

Éste es sólo un ejemplo de la transversalidad y voracidad de esta empresa. Aunque arrancó como una plataforma para la venta online de libros, ha logrado convertirse en una de las mayores compañías del mundo, líder indiscutible del ecommerce en el mundo occidental. Y no hay que olvidar que Amazon Web Services es el principal proveedor de servicios en la nube, una muestra del largo alcance de sus tentáculos. Entre tanto, se ha convertido en la empresa más innovadora del mundo.

De compras al supermercado

Ahora, la compañía fundada por Jeff Bezos tiene entre ceja y ceja el negocio de la alimentación. Ha lanzado Amazon Prime Fresh y Amazon Prime Now, además de abrir en Seattle su primer Amazon Go en Seattle, el supermercado totalmente automatizado con el que pretende revolucionar la manera de comprar. Quizá sea anecdótico, pero la puesta en marcha de la tienda demuestra que Amazon cree que la compra offline sigue teniendo futuro, aunque tal vez sea muy diferente al comercio físico que hemos conocido hasta ahora.

Bastante antes de esta apertura, la empresa dio un paso que sorprendió a todos. Amazon anunció en junio del año pasado la adquisición de la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods Market -con más de 400 puntos de venta-, en una operación valorada en 13.700 millones de dólares. Aunque no sea tan grande como Wal Mart, la firma es uno de los  establecimientos de referencia para los consumidores de alimentos naturales y orgánicos. Y la compra de esta cadena fortalecerá el negocio de su negocio de alimentación.

Ésta ha sido su primera adquisición pero no va a ser la última. El sector de la distribución alimentaria se muestra inquieto, a la espera de algún nuevo movimiento. Parece que Amazon podría tener en su punto de mira algún otro operador. Una de las opciones que más suena es Target, tal y como aventuraba la firma de capital riesgo Loup Ventures. La compañía cree que es el socio offline ideal para Amazon, tanto por su orientación hacia las madres como por el número de tiendas -más de 1.800 supermercados- que suma esta cadena. Una operación como ésta podría estar valorada en 41.000 millones de dólares.

Gene Munster, socio de Loup Ventures, desgrana en Fortune los motivos por los que cree que Amazon comprará Target, destacando la convergencia de su público objetivo -un consumidor de altos ingresos- y la convicción de que el comercio offline seguirá teniendo un importante peso en el futuro, en el que pronostica que los supermercados adquiridos por el gigante del ecommerce se convertirán en tiendas automatizadas, en línea con Amazon Go.

Varios analistas consultados por Forbes coinciden en señalar que Target podría ser un objetivo prioritario para Amazon, aunque otros experos señalan que podría estar interesada en la compra de los supermercados Costco o Walmart, los grandes almacenes Kohl’s, Macy’s o JP Penney, o las cadenas de hogar y bricolaje Lowe’s o Menards.

Pero también podría estar interesada en un operador europeo. En tal caso, el desembarco probablemente sería en Francia, país de origen de supermercados como Carrefour, Auchan o E. Leclerc, con presencia en varios países del continente. Auchan parece un socio poco probable, ya que anunció en noviembre una alianza con la china Alibaba, como recogía Le Monde. Por el contrario, en octubre del año pasado se produjo un acercamiento entre Leclerc y Amazon con el fin de realizar una asociación logística, reseñaba Reuters.

Y se ha hablado mucho de una posible compra de Carrefour. A raíz de ciertos vaivenes bursátiles del grupo francés durante el pasado verano, El Economista publicó una información en la que indicaba que la debilidad de Carrefour podría ser la oportunidad que Amazon estaba esperando para entrar en Europa. El grupo francés suma casi 12.000 puntos de venta, entre hipermercados, supermercados, tiendas de conveniencia y establecimientos cash & carry.

También parece sugerente la adquisición de algún grupo alemán con presencia transfronteriza, como Aldi, Lidl, por ejemplo. Sin embargo, su público objetivo quizá no encaje demasiado en el perfil que más le interese a la empresa de Bezos.

Y no podemos olvidar la opción de DIA, con la que Amazon ya tiene una alianza en nuestro país. Este acuerdo permite suministrar a sus clientes de Madrid y Barcelona, pero Economía Digital señala que el acuerdo podría extenderse a más ciudades. DIA cuenta con alrededor de 5.500 supermercados en la Península Ibérica -España y Portugal-, además de más de 1.900 unidades en Iberoamérica –Argentina y Brasil- y alrededor de 380 en China, según los datos de la propia empresa. Pese a que DIa es un operador de reducido tamaño, podría ser una buena manera de aproximarse a la distribución en el Viejo Continente. como ‘laboratorio de pruebas’.

Series, fútbol y más

Otro de los ámbitos en los que Amazon ha puesto la vista es en la difusión de contenidos audiovisuales. El lanzamiento de las producciones propias de la mano de Amazon Original Series sigue la estela marcada por otros operadores de vídeo bajo demanda (VoD, en sus siglas en inglés) como Netflix o HBO. Su apuesta quizá no haya sido tan ambiciosa y no tenga tanto recorrido como la aquellos, pero no hay la menor duda de que la compañía va a seguir insistiendo en este camino. Y como competir con ellos con sus mismas armas no parece sencillo, tal vez haya que abrir otra senda.

El pasado verano, Amazon se impuso a Sky en la adquisición de los derechos televisivos para el Reino Unido del ATP World Tour -circuito profesional de tenis masculino- por un importe de 13,3 millones de dólares al año, tal y como recoge Business Insider. Además, retransmitió 10 partidos de la NFL, la liga de fútbol americano. Estas maniobras forman parte de una estrategia de adquisición de derechos de retransmisión de varios deportes, con el objetivo de ampliar la base de clientes suscritos a la opción Prime.

El aldabonazo definitivo puede ser la entrada en el fútbol. Bloomberg adelantaba que Amazon planea participar en la próxima subasta por los derechos de streaming de la Premier League, la máxima competición del fútbol inglés. Hacerse estos derechos podría ser un movimiento muy interesante, ya que el fútbol inglés no sólo es seguido en las islas, sino que también tiene un gran impacto en Estados Unidos, Asia y Oriente Próximo.

En la última subasta, Sky y BT pagaron 6.900 millones de dólares por los derechos televisivos de las últimas tres temporadas, según especifica Business Insider. Los derechos del fútbol inglés se reparten en paquetes de partidos y se estima que Amazon podría acceder a algunos de los paquetes menores. Según explicaba The Guardian, el coste de la adquisición de derechos podría aumentar del 23% al 40% respecto a la subasta de 2015. Y quizá Facebook también entre en la puja. Cabe recordar que la empresa fundada por Mark Zuckerberg ya se interesó en la adquisición de los derechos de la liga india de criquet, como relataba CNN.

Ofrecer eventos deportivos puede ser un elemento diferencial respecto a la competencia, ya que muchos usuarios no están dispuestos a acceder a una plataforma de televisión de pago si ésta no incluye retransmisiones deportivas en su oferta.

Una receta para crecer

Amazon también ha mostrado interés en la venta de productos farmacéuticos. La compañía ya ofrece artículos relacionados con el ramo de la salud, como parafarmacia, complementos vitamínicos, cremas, equipos y suministros quirúrgicos, etc. Sin embargo, todavía no vende medicamentos que exijan prescripción médica; es decir, que se adquieran con receta.

La manera más rápida y sencilla de acceder a este mercado sería la adquisición de alguna compañía del sector. Según los expertos consultados por CNBC, Amazon tendría varias opciones de compra interesantes en Estados Unidos. Una sería Premier, una central de compras. Otra podría ser Express Scripts, intermediaria entre los pagadores –aseguradoras, etc.- y las farmacias y el resto del sistema sanitario. Una tercera posibilidad es Glooko, web y app móvil para el control de la diabetes basada en la suscripción de los pacientes y sus proveedores de servicios de salud. GoodRx, empresa de cupones de descuento en medicamentos con receta, es otra posible alternativa. Por último, la propuesta que quizá encaje mejor con el modelo de Amazon: PillPack. Es una farmacia online que entrega medicamentos con receta por correo en paquetes personalizados, en función de las dosis específicas que necesita cada usuario.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor