A fondo: Huawei se cae del top 5 de vendedores de ‘smartphones’

MovilidadSmartphones

Samsung y Apple están aprovechando el bajón de su rival en la gama alta, mientras que Xiaomi, OPPO y vivo lo hacen en las gamas media y baja.

Casi 346 millones de terminales. Esa es la cifra de ventas que alcanzó el mercado de smartphones mundial durante los tres primeros meses del año, lo que supone una mejoría del 25,5 % respecto al mismo periodo de 2020 y que confirma su recuperación.

Entre todos los vendedores, han conseguido colocar unos 70 millones de teléfonos más, con especial ahínco en mercados como China y la región de Asia-Pacífico (excluyendo Japón).

Eso sí, “en medio de este fenomenal crecimiento, debemos recordar que estamos comparando” el primer trimestre “con uno de los peores trimestres de la historia de los smartphone, el Q1 de 2020″, puntualiza Nabila Popal, directora de investigación de Worldwide Mobile Device Trackers en IDC, la consultora que aporta estos números.

Hace un año por estas fechas arrancaba la pandemia y “la mayor parte de la cadena de suministro estaba parada”, recuerda Popal.

“Sin embargo, el crecimiento sigue siendo muy real”, concede la experta. “Si se compara con el de hace dos años (Q1 de 2019), los envíos son un 11 % superiores. El crecimiento viene de años de ciclos de actualización reprimidos, con un impulso del 5G. Pero, sobre todo, es una clara ilustración de cómo los smartphones se están convirtiendo en un elemento cada vez más importante de nuestra vida cotidiana”.

No a todos los grandes nombres del mercado smartphone le está viniendo igual de bien este empujón de las ventas. A Huawei, por ejemplo, la bonanza del mercado global le ha llegado en una época complicada, marcada por las sanciones comerciales de los Estados Unidos.

De este modo, Huawei se cae del podio de las marcas favoritas de los consumidores. Ya no aparece entre las cinco primeras.

Los smartphones más demandados son los de Samsung y Apple. La firma surcoreana envió 75,3 millones de teléfonos entre los meses de enero y marzo, mientras que su rival estadounidense alcanzó los 55,2 millones de iPhone. Es decir, Samsung ha recuperado el primer puesto y domina en estos momentos una quinta parte del mercado.

Las horas bajas de Huawei están siendo aprovechadas por ambas, que dominan la gama alta. En el segmento bajo y medio, quienes más ganan con el descalabro de Huawei son sus compatriotas Xiaomi, OPPO y vivo.

Xiaomi se lleva la medalla de bronce, con 48,6 millones de smartphones colocados en tres meses, lo que supone una mejoría del 64,8 %. Casi al mismo ritmo (64,5 %) ha crecido OPPO, que es cuarta con 37,5 millones de móviles.

Por su parte, vivo cierra el top 5 con cerca de 35 millones de unidades vendidas. Al igual que Xiaomi y OPPO, vivo se está volcando cada vez más en los mercados internacionales, como Huawei lo había hecho en los últimos años.

Directo a la séptima posición

Canalys, que también analiza lo ocurrido en el mercado smartphone, le otorga a Huawei la séptima posición. Ya sin el apoyo de Honor, que vendió a Shenzhen Zhixin New Information Technology hace unos meses, no es capaz de llegar a los 19 millones de unidades.

El resto de la lista es clavada a la de Gartner y las cifras de venta, muy similares. Canalys le otorga a Samsung un 22 % del mercado y a Apple, un 15 %. Destaca que Xiaomi completó el mejor trimestre de su historia y pone en valor los papeles de OPPO y vivo.

“Además del gran valor de producto, Xiaomi también está dando pasos para reclutar talento local, ser más amigable con el canal y liderar la innovación de alta gama”, comenta su director de investigación, Ben Stanton.

“Xiaomi ofrece a los distribuidores una mejor oportunidad de ganar dinero que las marcas rivales”, explica. “Pero la carrera no ha terminado. OPPO y vivo le pisan los talones, y se están posicionando en la gama media en muchas regiones para encajonar a Xiaomi en la gama baja”.

Además de la caída de Huawei, este inicio de 2021 nos deja la salida de LG de la industria móvil, todo “un símbolo de una nueva era”.

El adiós de LG “demuestra que los precios agresivos y la estrategia de canal son más importantes que la diferenciación del hardware en la actualidad”, en opinión del analista Sanyam Chaurasia, que cree que “ésta no será la última vez que los vendedores titulares se peleen por los restos de una marca derrotada”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor