Amazon inaugura su nuevo centro logístico robotizado en Corvera (Murcia)

eCommerceGestión EmpresarialMarketing

El gigante del comercio electrónico ha inaugurado en Murcia un nuevo centro logístico robotizado con lo último en tecnología. Hemos estado allí para contároslo de primera mano.

Amazon ha inaugurado este martes su nuevo centro logístico robotizado ubicado en la localidad murciana de Corvera, unas instalaciones adyacentes al Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia y estratégicamente situadas junto a la autovía que conecta Murcia capital con la cercana Cartagena, y su importante puerto, por tanto en un punto privilegiado de conexión por tierra, mar y aire con la Región, con el sureste de España además de con Europa y el mundo, como se ha destacado en los discursos de inauguración. De hecho es precisamente la ubicación la que da nombre a este centro logístico robotizado, RMU1, al tomar el indicativo del aeropuerto junto al que está situado. Silicon ha estado allí para acercar a los lectores todos los detalles de las instalaciones.

Ha presidido el acto Fernando López Miras (presidente de la Región de Murcia), contando también con la presencia de Valle Miguélez (consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía), José Antonio Serrano (alcalde de Murcia) y José María Albarracín (presidente de CROEM, Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia). Por parte de Amazon han recibido a las autoridades Fred Pattje, director de Customer Fullfilment de Amazon para Francia, Italia y España, además de Victor Romía, director regional de Amazon España.

Esta inauguración se produce pocas semanas después del comienzo de las operaciones del centro logístico de Illescas en Madrid.

Se ha destacado los 6.800 millones de euros que Amazon ha invertido en España desde el año 2013 y los 15.000 empleados con los que ya cuenta en nuestro país, manteniendo el objetivo de que lleguen a ser 25.000 en el año 2025. Desde las instalaciones logísticas RMU1 de Amazon en Corvera, a tan solo 20 kms de la capital murciana, y con más de 160.000 m², y apoyadas por la cercana estación logística de última milla con la que ya cuenta Amazon (situada a 200 metros), se amplía la capacidad de gestión de mercancías, tanto para los consumidores de la zona como para mejorar las ventas de las empresas locales.

Instalaciones punteras

Tras las palabras iniciales se ha efectuado un recorrido guiado por las instalaciones, equipadas con la tecnología Amazon Robotics, destinadas al mantenimiento de la máxima seguridad de todos los empleados al tiempo que facilita el compromiso de Amazon con sus clientes en cuanto a rapidez y eficiencia logística.

Las instalaciones del RM1 de Amazon cuentan con más de 54.000 estanterías y 2.895 unidades móviles, cada una de las cuales es capaz de levantar hasta 1.500 kilos de peso. Para mejorar la experiencia de bienestar de los empleados existen paletizadores y despaletizadores robotizados que eliminan la necesidad de transportar cargas pesadas. Además los robots clasificadores automatizan tareas repetitivas (elevación, apilamiento, desplazamiento, colocación de paquetes…). De esta forma los empleados pueden concentrarse en aquellas tareas que los robots no son capaces de acometer.

Importancia para el tejido local de pymes

Así más de 300 pequeñas y medianas empresas murcianas pudieron exportar más de 15.000 millones de euros en mercancía durante el año 2020, algo que ahora se verá potenciado por el nuevo centro logístico robotizado. Instalaciones que han apostado decididamente por la seguridad de sus empleados así como por el bajo consumo energético y las bajas emisiones de CO2.

Junto a la utilización de sistemas de iluminación LED de bajo consumo y ventanas de alta eficiencia térmica que minimiza el consumo energético, está en marcha la instalación de paneles solares que cubran toda la cubierta a fin de que el 100 % de la energía esté proporcionada por esa fuente renovable y sin emisiones.

Procesos logísticos

En el centro logístico RMU1 se desarrolla la compleja tarea de trasladar los productos al consumidor final desde los tráilers que llegan cargados de palets con distintas mercancías que sean organizadas de la manera más eficiente, que en el caso de Amazon consiste en categorizar los productos por tamaño y forma en lugar de por categoría o tipo de producto.

A través de un sistema de calles y hay diversas estanterías móviles que se van trasladando de manera robotizada y hasta la línea de recogida donde los operarios van atendiendo la preparación de los productos sin tener que desplazarse físicamente hasta el lugar donde se encuentran almacenados.

En la práctica es como si la propia estantería que contiene el producto que ha pedido el consumidor se desplazarse hasta el operario que tiene como misión empaquetarla, etiquetarla y situarla en la cadena de transporte para ser enviada a su destino.

Trazabilidad y control

Durante el proceso hay una trazabilidad mediante escaneado. Por ejemplo, cuando un mismo consumidor ha efectuado un pedido que incluye diversas mercancías, un cajón con su solicitud se va desplazando de manera robotizada por las cintas transportadoras entre distintos operarios que irán añadiendo el producto correspondiente. Esto supone una importante aceleración del proceso de elaboración de los pedidos.

Si a ello se le suma el elevado número de mercancías de las que los centros logísticos de Amazon disponen de existencias, esto explica la celeridad con la que se puede preparar los envíos y con la que estos pueden llegar al cliente, en muchos casos en apenas unas horas.

Además, estos procesos no se utilizan únicamente para enviar mercancía a los clientes sino también para trasladar existencias entre los distintos centros logísticos de la propia Amazon, con lo que se puede atender a las necesidades y las previsiones de venta que haya para determinados territorios. La última etapa en la confección del envío es el etiquetado, de manera que ninguno de los operarios que manipula los paquetes sabe cuál es su destino y por otra parte cuando el paquete se etiqueta ya está cerrado con lo que tampoco se conoce cuál es su contenido.

En esta última fase se comprueba si el peso del paquete coincide con el peso previsto de las mercancías que debe contener el pedido y solo si no hay coincidencia se retira de la cadena para una verificación por parte de un operario. No obstante el importante componente de automatización que tiene este centro logístico, las previsiones de Amazon son que en el RM1 de Corvera que acaba de ser inaugurado se cubran 1.200 puestos de trabajo fijos durante los próximos tres años.

Lea también :