Bill Gates augura el comienzo del fin de los viajes de trabajo (50 % menos) y del trabajo presencial (30 % menos)

Gestión EmpresarialMovilidadTrabajo

Bill Gates vaticina cifras que comportan una drástica reducción de los desplazamientos laborales. Una mirada con perspectiva de futuro sobre el teletrabajo en la era postpandemia.

En una entrevista concedida a CNBC el fundador de Microsoft pone números y porcentajes al descenso definitivo que podría sufrir el mundo del trabajo en dos de sus magnitudes.

La mitad de viajes de trabajo y un tercio del trabajo presencial. Eso es lo que según Bill Gates se perdería como consecuencia de la nueva realidad que dejará la ecuación COVID + confinamiento = teletrabajo. Gates afirma que el impacto de lo que estamos viviendo este año puede amortiguarse en parte pero se mantendrá en el largo plazo.

Generación Zoom

Literalmente sus palabras han sido “más del 50 % de los viajes de trabajo y más del 30 % del trabajo de oficina desaparecerán“. Para Gates sólo viaje de trabajo muy concretos continuarán siendo una costumbre en un contexto en que se asumido el trabajo de forma remota y las reuniones virtuales se han popularizado.

Tanto para conferencias, eventos y reuniones de trabajo, una buena parte de las reuniones físicas han logrado una transición adecuada en un gran número de empresas y organizaciones. Si bien es cierto que continúa existiendo un número nada desdeñable de reuniones que alcanzan una mayor productividad si son presenciales muchas otras son no solo más productivas sino más eficientes en modo virtual. Para empezar, se ahorra un tiempo precioso en desplazamientos además del consiguiente coste en sí del desplazamiento (transporte, alojamiento, dietas…).

Para Gates uno de los efectos secundarios positivos de la pandemia ha sido precisamente la transición en la dirección del teletrabajo. Una transición cuyos resultados ya están proporcionando beneficios a profesionales, empleados, empresas y organizaciones que los han implementado con éxito, como demuestra el tremendo éxito de las videoconferencias profesionales (y de ámbito particular) a través de herramientas como Zoom, muy minoritarias antes del mes de marzo.

Agenda más simple y relajada

En fechas recientes, y a través de su propio podcast personal, Bill Gates expresó su satisfacción por contar con una agenda más simple y relajada desde que ha dejado de tener tantos viajes de trabajo, debido a la situación de restricción de movilidad derivada de la pandemia.

Su conclusión es que continuaremos viajando por trabajo y acudiendo a la oficina, pero considerablemente menos que en la actualidad. Tanto como esas cifras que se ha atrevido a vaticinar: 50 % menos viajes de trabajo y 30 % menos de trabajo presencial.

Beneficios con perjudicados

Obviamente este descenso en los viajes de trabajo y en los traslados a las oficinas comporta que haya unos sectores claramente perjudicados: hostelería y transportes. Hoteles, restaurantes, líneas aéreas, agencias de viajes, empresas de alquiler de coches, taxis… se verán irremediablemente afectados. Y no poco.

En Estados Unidos de América se calcula que el 50 % de los ingresos de las líneas aéreas tiene su origen en viajes de trabajo cuando esos desplazamientos representaban únicamente el 30 % de los vuelos.

Lea también :