Broadcom regresa a Estados Unidos

Empresas

La compañía cumple su propósito de redomiciliación y se mueve a Delaware.

Broadcom, que hace unas semanas veía como Donald Trump bloqueaba una posible operación de compra de Qualcomm, ha cumplido con su propósito de redomiciliación.

La compañía matriz del grupo corporativo Broadcom deja de ser una empresa de Singapur para establecerse en Delaware. Este cambio fue aprobado primero por los accionistas a finales de marzo y en abril ha sido ratificado por el Tribunal Superior de Singapur.

Así, la sede central que la empresa tiene en California, concretamente en San José, será su única sede como corporación estadounidense.

“La finalización de nuestra redomiciliación a los Estados Unidos marca un hito importante en la historia de nuestra compañía, ya que Broadcom ha sido una empresa estadounidense en todos los aspectos excepto nuestro domicilio legal”, comenta al respecto Hock Tan, presidente y CEO de Broadcom. “Creemos que Estados Unidos es una vez más el mejor lugar para que Broadcom haga negocios”.

“Con más de 8.300 empleados en más de 35 estados, Broadcom invertirá 3.000 millones de dólares anuales en investigación e ingeniería y 6.000 millones de dólares anuales en fabricación”, adelanta Tan, “y esperamos pagar varios cientos de millones de dólares en impuestos adicionales a Estados Unidos”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor