Denodo defiende Data Fabric como la base de las arquitecturas de datos empresariales

El creciente volumen de datos que manejar, de distinta naturaleza, origen y localización, se presenta hoy como uno de los principales desafíos para las compañías de todo el mundo. Un reto mayor si cabe cuando además el objetivo de todas ellas es convertirse en organizaciones data driven o lo que es lo mismo en “compañías

El creciente volumen de datos que manejar, de distinta naturaleza, origen y localización, se presenta hoy como uno de los principales desafíos para las compañías de todo el mundo. Un reto mayor si cabe cuando además el objetivo de todas ellas es convertirse en organizaciones data driven o lo que es lo mismo en “compañías que toman decisiones de negocio basándose en datos y no en intuiciones”, afirma Alberto Pan, Chief Technology Officer (CTO) de Denodo.

Analizar cuáles son las principales tendencias y estrategias para la gestión de los datos en este escenario ha sido el objeto del evento realizado por la compañía, en el que hemos tenido la oportunidad de conversar con Alberto Pan.

Un nuevo escenario en el que, además del cada día mayor volumen de datos a gestionar como señalaba, el CTO de Denodo aseguraba que “los sistemas tradicionales ya no son la respuesta; son demasiado lentos y costosos” pero tampoco la nube es la respuesta perfecta ya que también suponen un quebradero de cabeza; realizar las migraciones de datos a nuevas infraestructuras (por ejemplo, de aplicaciones locales a la nube) y más en un entorno multicloud no es sencillo”.

Data Fabric, la base

Por ello, la virtualización de datos que ofrece Denodo es la respuesta más idónea para afrontar estos retos y la base del modelo Data Fabric.

“Dos de las mayores consultoras del mundo, Gartner y Forrester, coinciden en señalar que Data Fabric será la base de las arquitecturas de datos empresariales en los próximos años. Este modelo integración responde a un entorno de datos distribuidos como el que vivimos y permite mejorar sus análisis y automatizar muchas de las tareas de integración, preparación y exploración de datos”.

Una nueva estrategia en la que las compañías están apostando por arquitecturas lógicas frente a arquitecturas físicas, donde es posible tener una pluralidad de sistemas especializados para diferentes propósitos y una capa lógica de gestión y acceso a datos en la parte superior.

Alberto Pan, Chief Technology Officer de Denodo

La virtualización, la respuesta a un entorno distribuido

Modelo en el que la virtualización propuesta por Denodo es una herramienta clave. “La virtualización de datos es una capa lógica que integra todos los datos de la empresa repartidos entre distintos sistemas, gestiona los datos unificados para una seguridad centralizada y, finalmente, los entrega a los usuarios en tiempo real”.

Además, permite integrar capacidades de Inteligencia Artificial y automatización para, así, por ejemplo, si se detectan consultas que están siendo más lentas sugerir de forma automática una alternativa que mejore dicho proceso”.

“Con la virtualización de datos, los consumidores de datos pueden acceder y manipular cada dato, independientemente de su ubicación física o formato. Se puede acceder a una amplia variedad de fuentes de datos empresariales con la virtualización de datos, incluidas aquellas en las instalaciones y en la nube”.

Una tecnología que permite, a diferencia de otras soluciones, no tener que replicar los datos empresariales; estos pueden permanecer en sus sistema de origen, “da igual que sea en sistemas on premise o en la nube”.

Agilidad, flexibilidad, sencillez o un retorno de la inversión más rápido son algunas de las ventajas que apunta no solo Alberto Pan sino también Gartner que estima que las compañías que apuestan por la virtualización de datos logran un ahorro superior al 45% en costes.

Los datos, pieza angular de la estrategia de negocio

Durante el evento, Alberto Pan ha detallado también otras de las principales tendencias en gestión de datos como es el Data Mesh que, aunque aún no está muy extendido, “comienza a consolidarse”.

“Más que un concepto tecnológico es un nuevo enfoque de arquitectura de datos descentralizada para el análisis de datos que pretende eliminar esos “cuellos de botella” y acercar la toma de decisiones a quienes realmente comprenden los datos en cada área”, explicó.

El modelo Data Mesh permite a cada departamento trabajar con sus datos más adecuados y compartirlos con el resto de la organización al mismo tiempo que mantienen unas normas comunes de interoperabilidad, calidad, gobernanza y seguridad.

Otra tendencia clave en el futuro son los data market places que, como ha defendido Pan, serán la “killer application” del Data Fabric.

“Es una especie de tienda online donde descubrir todos los productos de datos que existen, qué necesidades cubren, sus criterios y funcionamiento, incluso obtener recomendaciones automáticas o ver reseñas de otros usuarios y acceder a ellos”.

Compañías data driven

Tendencias y tecnologías que marcan el hoy y el mañana en la gestión de los datos, cada vez más esenciales en cualquier organización.

Algo que corroboraban Francisco Torres, Chief Data Officer (CDO) de Prosegur y José Carlos Bermejo, Head of Data & Analytics en Air Europa, ambos clientes de Denodo y participantes en el evento.

Así, el CDO de Prosegur explicaba que la compañía busca “democratizar el uso del dato pero también sin perder el control, con criterios de gobernanza comunes, así como poder analizar esos datos para generar valor a toda la compañía y no solo a un área”.

Según sus palabras, la virtualización de Denodo les está permitiendo, especialmente, “una mayor agilidad en ese reto así como la posibilidad de generar datos diferentes según cada caso de uso”.

Por su parte, el Head of Data & Analytics en Air Europa afirmaba que, en su caso, la estrategia es que el dato ·tiene que estar muy cerca del negocio. Tiene que haber un paraguas normativo común pero el negocio tiene que tener independencia, capacidad para gestionar la información y extraer el valor que precisa de ella”.

Una descentralización del dato y capacidades de autoconsumo por parte de las distintas áreas de la compañía que “Denodo permite de forma ágil y sencilla”, aseguraba.

Diferentes estrategias pero que tienen siempre algo en común, como ponía sobre la mesa Rafael Fernández Campos, presidente del Club Chief Data Officer Spain. “Lo importante es preguntarse para qué queremos el dato. En un primer momento, solo se utilizaba para controlar aspectos determinados como puede ser el cumplimiento normativo, etc. De ahí, pasamos a elaborar una estrategia de datos, qué datos usar, con qué KPIs y el último paso es que esos datos cambien la estrategia de una compañía”.

Un desafío común a todas las organizaciones que hoy más que nunca ven cómo tener datos, gestionarlos pero sobre todo extraer el valor que esconden es su mayor diferencia competitiva.