Facebook reserva 77 millones para posibles multas a WhatsApp en la UE

JusticiaRegulación

La posibilidad de que la UE sancione a WhatsApp por cuestiones relacionadas con la protección de datos ha llevado a la filial europea de la empresa, ubicada en Irlanda, a disponer de una reserva de 77 millones de euros.

Desde que WhatsApp pasó a formar parte el emporio de Zuckerberg le ha reportado al creador de Facebook no pocas satisfacciones pero también algunos disgustos. Y en previsión de algún más que posible tropiezo con las regulaciones comunitarias, la filial irlandesa de la plataforma de mensajería instantánea ha procedido a reservar 77 millones de euros por si fuese necesario afrontar potenciales sanciones.

Esas sanciones podrían tener su origen en la recopilación de datos de sus usuarios que realiza WhatsApp. Unas multas que podrían llegar en lo que queda de año procedentes del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y que recaerían sobre la sede de la empresa en Irlanda, desde donde se gestiona la actividad en toda la Unión Europea.

Larga senda de fallos contra las grandes tecnológicas

Son ya unos cuantos los procedimientos que se siguen en el TJUE contra las grandes empresas tecnológicas en relación con la transferencia de datos de los usuarios europeos a empresas que los almacenan en servidores ubicados en Estados Unidos de América.

Incluso llegó a desmoronarse el acuerdo Safe Harbor existente entre Estados Unidos y la Unión Europea. Recientemente, este mismo verano, hubo otro fallo del TJUE que también acabó con la iniciativa Privacy Shield, que intentaba continuar la labor iniciada por Safe Harbor. El trasfondo es la consideración de ilegítimas de las transferencias de datos de usuarios comunitarios en plataformas ubicadas en Estados Unidos donde no existe la protección legal del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) vigente en la UE desde mayo de 2018.

Las sanciones del RGPD

La normativa comunitaria en materia de protección de datos es muy exigente y dura. Sus sanciones contemplan multas que alcanzan cantidades como 20 millones de euros o hasta el 4 % del volumen de negocio anual en el anterior ejercicio. Y Facebook (matriz de WhatsApp) ya sabe muy bien lo que es enfrentarse a una de esta sanciones.  Recordemos los 5.000 millones de euros que tuvo que pagar como sanción por el escándalo de Facebook Analytica en 2019.

Por el momento el propio organismo supervisor irlandés en esta materia, la Comisión de Protección de Datos, tiene abierto un procedimiento contra la filial en ese país de WhatsApp, y aún quedaría el procedimiento que se sigue en el TJUE.

El “coladero” de la Cláusula Contractual Estándar

Este tipo de cláusula, contenida en esos apartados que nunca lee nadie al aceptar las condiciones y términos de uso de una plataforma a la que nos suscribimos, contiene la “legitimación” que según estas empresas tecnológicas les permitirían efectuar el tratamiento de datos de sus clientes en sus propios servidores.

Al encontrarse dichos servidores fuera de la UE se quebranta esa protección exigida por el RGPD, y ahí es donde ahora mismo se encuentra colocado el objetivo del TJUE, razón por la que WhatsApp está curándose en salud al hacer esta reserva de 77 millones de euros “por si acaso” cae una condena.

Lea también :