Fitbit lanza su primera pulsera con aplicación de electrocardiograma y sensor de actividad electrodérmica

InnovaciónWearables

Charge 5 también destaca por su función para la recuperación diaria, que reconoce si su dueño está preparado para hacer deporte o si necesita descansar.

Fitbit recoge parte de la innovación introducida en su smartwatch Fitbit Sense para actualizar su cartera de pulseras de actividad.

Lo último de la marca propiedad de Google se llama Charge 5 y cuenta también con sensor de actividad electrodérmica, toda una novedad para un dispositivo de este estilo. El sensor EDA ayudará a los usuarios a gestionar mejor ciertas situaciones al medir la respuesta de su cuerpo al estrés por los cambios en las glándulas sudoríparas de los dedos.

Charge 5 da acceso a sesiones de meditación y relajación y es capaz de analizar datos del sueño, además de aportar las típicas rutinas de ejercicio.

Luce un diseño un 10 % más fino que el modelo anterior, ofrece hasta siete días de autonomía, dispone de GPS integrado y cuenta con pantalla AMOLED a todo color con capacidad para estar siempre encendida para facilitar la visualización de información.

Otra de sus características es el estreno de la aplicación ECG de electrocardiograma. Charge 5 monitoriza la frecuencia cardiaca las 24 horas y envía notificaciones cuando detecta anomalías.

También aporta métricas como frecuencia respiratoria, variación de la temperatura cutánea y nivel de saturación de oxígeno en sangre.

Por último, este dispositivo valorado en casi 180 euros incluye una función para la recuperación diaria que permite saber si el cuerpo está listo para un entrenamiento o no. Cada mañana ofrece una puntuación personalizada según el nivel de fatiga deportiva, variabilidad de la frecuencia cardiaca y descanso reciente.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor