A fondo: Microsoft comienza a abrir su campus de Redmond a quienes estaban teletrabajando

Workspace

De cara al futuro, la compañía apostará por un modelo híbrido. El trabajo en remoto a tiempo parcial se convertirá en estándar para la mayor parte de los roles.

Desde hace algo más de un año, millones de personas viven adaptadas a restricciones de movilidad y con la obligación de mantener las distancias y portar mascarilla cada vez que salen de sus hogares.

La pandemia de coronavirus lo ha cambiado todo, también la forma de trabajar. La tecnología, incluyendo el correo electrónico, las herramientas de colaboración y las plataformas de almacenamiento en la nube, han permitido a las empresas mantener su actividad mientras sus empleados trabajan fuera de la oficina, confinados en sus respectivas casas.

Una de las grandes empresas que decidió mandar a su plantilla a casa en marzo del 2020 fue Microsoft, que durante estos últimos meses ha estado dando forma a un lugar de trabajo híbrido.

La mayoría de sus empleados se vio afectada por una política obligatoria de trabajo a distancia, mientras que los trabajadores esenciales, aquellos que deben estar presentes físicamente para desempeñar tareas como el respaldo de infraestructura crítica, mantuvieron sus costumbres. Ahora eso cambia.

Microsoft ha anunciado que sus instalaciones en 21 países diferentes ya pueden recibir trabajadores adicionales.

Estas oficinas cumplen los requisitos gubernamentales para acoger a más personas de las que han estaba yendo a trabajar durante las primeras etapas de la crisis sanitaria, lo que representaría un 20 % de su fuerza laboral global.

Esto incluye también a su sede central. La sede de Redmond, así como los campus cercanos, está preparada para el regreso de sus empleados.

Esto se producirá a partir del próximo lunes día 29 de marzo, según ha anunciado el vicepresidente ejecutivo de la compañía Kurt DelBene, tras certificar que cumplirían con los límites de capacidad impuestos por el estado de Washington.

Aunque Microsoft anima a trabajar desde casa mientras el virus persiste, dará libertad a sus trabajadores para elegir entre regresar o seguir desempeñándose de forma remota. También tendrán la oportunidad de alternar ambos modelos.

Un nuevo modelo para el futuro

De hecho, el objetivo de este gigante tecnológico es implantar un lugar de trabajo híbrido que aporte más flexibilidad, según las necesidades particulares.

Ha configurado un grupo de expertos para crear prototipos de espacios de reunión que acompañen esta idea, basados en innovaciones como la realidad mixta y las pantallas múltiples.

“Una vez que lleguemos a un punto en el que la COVID-19 ya no represente un peso significativo para nuestras comunidades”, explica DelBene.

“Y a medida que nuestros sitios pasan a la etapa abierta del dial” definido por Microsoft, “vemos el teletrabajo a tiempo parcial (menos del 50 %) como estándar para la mayoría de los roles, asumiendo la alineación entre directivo y equipo”, revela.

Microsoft sigue un plan de seis etapas respecto a sus oficinas en medio de la pandemia. Aquellos campus que se encuentren en las etapas 1-5 mantendrán medidas de distanciamiento social, uso de mascarilla, certificaciones de salud diarias y limpieza a conciencia, entre otras medidas.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor