Red Hat trae a España la potencia de OpenShift 4

CloudDevOpsGestión CloudOpen SourceProyectosSoftware

Las organizaciones ya no tienen excusa para migrar a la nube híbrida y multicloud con la nueva versión de OpenShift y sus capacidades de gestión y automatización de contenedores.

Un  mes después de su anuncio a nivel mundial, Red Hat Iberia ha mostrado en rueda de prensa las novedades tecnológicas que llegan con OpenShift 4, la nueva versión de su plataforma para la gestión de Kubernetes. Con ella, las organizaciones podrán hacer frente a la migración de sus aplicaciones (tradicionales o  nativas cloud) a la nube híbrida y los entornos multicloud con la misma facilidad de despliegue de contenedores en la modalidad pública.

Todo ello bajo el paraguas del código abierto, el verdadero precursor del nuevo paradigma de computación en la nube. Así lo recalcaba Julia Bernal, Country Manager de Red Hat Iberia, al hablar sobre el open source. Gracias al desarrollo colaborativo y la atracción de talento se favorece la innovación. “Y las empresas quieren abrazar esa innovación. El código abierto es algo muy atractivo para ellas”, señalaba.

En la actualidad existen 23 millones de desarrolladores de código abierto a nivel mundial, una cifra que crece a diario.  Todos ellos están aportando su granito de arena para conseguir soluciones y servicios más completos, de mayor calidad, seguros y cumpliendo con los estándares y las normativas vigentes.

Julia Bernal, Country Manager de Red Hat Iberia, en un momento de la rueda de prensa

Aquí, Red Hat tiene buena parte de esta responsabilidad, siendo la primera compañía que apostó por un modelo de negocio basado en soporte y no en cerrar su propiedad intelectual al resto de organizaciones. Dicho modelo colaborativo ha resultado ser el más ventajoso para todos (fabricantes de software, compañías, usuarios…) 25 años después de la fundación de la compañía del sombrero rojo. Otro dato que lo confirma es que IBM no habría puesto sobre la mesa 34.000 millones de dólares para hacerse con Red Hat de no ser por el gran potencial (convertido en realidad desde hace tiempo) del open source.

A día de hoy, el 68% de las organizaciones ya ha adoptado algún tipo de software basado en código abierto, mientras que casi el 60% de los restantes lo hará en los próximos 12 meses. El porcentaje asciende vertiginosamente cuando nos referimos a las aplicaciones modernas, las nativas en la nube, donde prácticamente el 100% están construidas con líneas de código  abierto en algún tramo de su programación. Bernal pronosticaba que en 2 años habrá el mismo código basado en open source que código tradicional, lo que sin duda es otro indicador importante: “El desarrollo en la nube y los contenedores están siendo los grandes precursores de ello”, aseguraba.

Un desarrollo que genera múltiples necesidades en las empresas, por lo que moverse al modelo privado o al público ya no es una disyuntiva: Muchas necesitan ambos mundos y sacar lo mejor de cada uno de ellos en función de sus necesidades. Pero no todos tienen las capacidades o recursos técnicos para afrontar complejas migraciones, por lo que los ingenieros de Red Hat se han esforzado claramente en dotar a su plataforma de altas dosis de automatización, sencillez e inteligencia artificial para ayudarles en su camino a la nube híbrida y multicloud.

Así es como hemos llegado a OpenShift 4, una plataforma que facilita el despliegue de microservicios empaquetados en contenedores donde el desarrollo y las operaciones trabajan codo con codo para acelerar los tiempos de entrada en producción de sus creaciones. “La gestión de contenedores va a llevar a la nube híbrida a otro nivel” subrayaba la directiva.

OpenShift 4, junto con el sistema operativo RHEL 8, es especialmente atractivo para portar las aplicaciones modernas a cualquier infraestructura, a cualquier proveedor. La industria ha adoptado la tecnología de Red Hat precisamente por sus capacidades, pero lo mejor de todo es que, al convertirse en un estándar de facto, las empresas pueden mover sus cargas de un sitio a otro en cuestión de segundos, además de mantenerlas y actualizarlas a golpe de clic. 1.000 empresas de todo el mundo ya lo están consiguiendo.

Estas y muchas otras novedades serán mostradas con más detalle durante el próximo Red Hat Forum que se celebrará en Madrid en día 26 de noviembre.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor