Reino Unido cede ante el chantaje de la administración Trump y retirará la tecnología 5G de Huawei

5GLegalMovilidadRedesRegulación

Prohíbe nuevas compras a partir del año que viene e insta a los operadores a que eliminen equipos de Huawei ya implementados, con 2027 como fecha límite.

Atrás queda la promesa de Reino Unido de permitir el uso de tecnología de Huawei en su infraestructura 5G, dejando que construyese hasta un 35 % de la red.

El Gobierno británico ha decidido ahora deshacerse de todo rastro de los equipos de la multinacional china. Los operadores de Reino Unido tendrán que eliminarlos de la red 5G de aquí a 2027. Así se ha anunciado después de que el primer ministro Boris Johnson presidiese una reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

“Huawei se eliminará por completo de las redes 5G del Reino Unido a finales de 2027, siguiendo los nuevos consejos del Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) sobre el impacto de las sanciones de Estados Unidos contra el proveedor de telecomunicaciones”, han explicado las autoridades británicas. A esto se añade “una prohibición total sobre la compra de cualquier nuevo kit 5G tras el 31 de diciembre de 2020“.

El margen de siete años para retirar la tecnología de Huawei por completo era el solicitado por los operadores para evitar problemas de conexión.

Y la decisión es una respuesta directa a las sanciones impuestas por los Estados Unidos a Huawei en mayo, que impiden su acceso a tecnología.

El gobierno británico explica que los técnicos han estudiado las consecuencias del bloqueo comercial y han concluido que reconfiguración de la cadena de suministro que está obligada a plantear Huawei la aleja de alternativas tecnológicas de confianza. “Las nuevas restricciones hacen que sea imposible continuar garantizando la seguridad de los equipos de Huawei en el futuro”, sostiene.

Por su parte, la compañía responde que detrás hay razones políticas y no técnicas. “En lugar de ‘subir de nivel’, el gobierno está bajando de nivel y le instamos a que lo reconsideren”, declara Ed Brewster, portavoz de Huawei UK, en un comunicado enviado a nuestros compañeros de Silicon.co.uk.

Brewster asegura que las restricciones estadounidenses no afectarán “a la resiliencia o la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido”.

“Lamentablemente, nuestro futuro en el Reino Unido se ha politizado, tiene que ver con la política comercial de los Estados Unidos y no con la seguridad”, denuncia.

“Esta decisión decepcionante es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido con un teléfono móvil. Amenaza con trasladar a Gran Bretaña al carril digital lento, aumentar las facturas y aumentar la brecha digital”, opina Brewster.

Más información en Silicon.co.uk.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor