1 de cada 5 empresas implementará servicios de seguridad digital para proteger sus iniciativas IoT

CiberguerraInnovaciónSeguridadVirus

La consultora Gartner augura una transformación a nivel de ciberseguridad de aquí a 2017 que estará influenciada por los requisitos de los dispositivos conectados dentro de las organizaciones.

Una de las tendencias que más atención está acaparando por parte de usuarios, fabricantes y observadores a nivel tecnológico es el del Internet de las Cosas, que básicamente consiste en una red de dispositivos inteligentes que están conectados y que, además, repercuten en otros fenómenos que son los del Big Data y el análisis de datos.

Pero ésas no son las únicas áreas que se verán afectadas por su irrupción. El segmento de la ciberseguridad también recibirá sus propios efectos.

Así lo predice Gartner, que cifra en un número superior al 20% la cantidad de empresas que dedicarán servicios especiales de seguridad digital a blindar sus proyectos de Internet de las Cosas.

Ese 20% no se refiere al curso actual, sino a lo que sucederá en un par de años, en 2017. No en vano, en las organizaciones están previstos ciertos cambios con el paso del tiempo, como por ejemplo a la hora de repartirse las responsabilidades o de poner en alza el rol del jefe de seguridad de la información.

“En el futuro, las empresas deben considerar la remodelación de TI o las estrategias de ciberseguridad para incorporar objetivos de negocio digitales conocidos y buscar participación en la planificación y la estrategia de negocio digital”, señala al respecto Ganesh Ramamoorthy, vicepresidente de investigación de Gartner.

“Los requisitos para asegurar IoT serán complejos, obligando a los CISOs a utilizar una mezcla de enfoques de arquitecturas móviles y cloud, en combinación con el control industrial, la automatización y la seguridad física”, ahonda este profesional. No en vano, “la gobernabilidad, la gestión y el procedimiento de las funciones de seguridad tendrán que ser significativos”.

Es algo así como la que ya ocurrió con “BYOD, móvil y cloud computing”, dicen desde Gartner, a “una escala mucho más grande”.

“Sin embargo, los CISOs descubrirán que, a pesar de que puede haber complejidad por la magnitud del caso de uso IoT, los principios básicos de datos, aplicaciones, redes, sistemas y seguridad de hardware siguen siendo aplicables”, concede Ramamoorthy.

Este directivo explica que se avecina “un nuevo elemento ‘físico’ importante para cuestiones de seguridad”, que se hará más evidente “a medida que miles de millones de cosas comiencen a transportar datos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor