El 62% de los usuarios configura el correo en al menos tres dispositivos

ColaboraciónProveedor de ServiciosProyectosSoftware

El correo electrónico sigue siendo el canal de comunicación por excelencia de las empresas. La incorporación de nuevas funcionalidades colaborativas y ubicuas le auguran aún un largo reinado.

Según un estudio de acens realizado sobre una muestra de más de medio millón de cuentas de correo electrónico, el 62% de los usuarios configura su email en el PC, el móvil y la tableta.
El estudio también desvela que el tamaño medio del email ronda los 300 kB y que en torno al 70% es spam. Debido a ese alto porcentaje, la separación automática de mail deseado y no deseado, con la ayuda de un sistema de filtrado rápido y preciso, es una de las funcionalidades más apreciadas por los usuarios.

18_correo_3

Otras funcionalidades muy valoradas son la posibilidad de integrar la aplicación en dispositivos móviles, la capacidad de almacenamiento del buzón, así como la integración con herramientas tradicionales Outlook desde el punto de vista de facilidad en la autoconfiguración. También valoran mucho las posibilidades del email marketing, las newsletters y, por último, el ahorro que supone frente al envío postal con el consiguiente ahorro de papel, energía y huella CO2.

Eso sí, al tiempo que se incrementan las funcionalidades de servicio asociadas al correo electrónico –comunicación, almacenamiento, vídeoconferencia, colaboración, sincronización multidispositivo…– también aumentan las dudas e incidencias de los usuarios. Así, el Servicio de Atención al Cliente de acens recibe una media de 150 llamadas diarias, solicitando ayuda de los usuarios de los diferentes servicios de correo electrónico. El 97% de las incidencias se resuelve en el momento, con un tiempo medio de duración de la llamada de unos 14 minutos.

En cuanto al futuro que le espera, David González, Development Services Manager de acens, da algunos ejemplos: “archivado con validez legal para la conservación de datos durante largos periodos, como se hace actualmente en papel; opciones para garantizar la autenticidad del contenido (“legal compliance”); nuevas especificaciones para garantizar la entrega y lectura; funcionalidades de cifrado de datos; etc. Muchas de estas características ya están disponibles en el mercado, pero con soluciones muy heterogéneas y nada sencillas de utilizar para usuarios/empresas. El reto será hacerlo fácil y de uso habitual”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor