Las acciones de HP caen tras sufrir una rebaja de su calificación

Empresas

El fabricante, sumido en una reestructuración para superar las débiles ventas de PC y el declive de otras líneas de negocio, intenta virar hacia los servicios empresariales.

Las acciones de HP han caído un 6% después de que el banco de inversión Goldman Sachs haya rebajado su calificación.

La entidad financiera ha advertido a los inversores que pueden estar sobrestimando las posibilidades de la empresa en cuanto a una recuperación exitosa mientras debe lidiar con el declive de su línea de PC y los negocios de impresión.

HP además se enfrenta a una fuerte competencia en el mercado de servidores y el hardware de almacenamiento. La presidenta ejecutiva de la compañía, Meg Whitman, ya había manifestado que la recuperación de la empresa, sumida en una reestructuración para volver a escalar posiciones, llevará años.

Tal y como informa Reuters, Goldman Sachs también ha apuntado que los ingresos de HP pueden seguir cayendo debido a la necesidad de tener que invertir sus ahorros en la revisión actual de su área de investigación y desarrollo de nuevos negocios.

En este contexto, la entidad de inversión prevé que la firma sufra revisiones a la baja en los próximos trimestres.

HP, el mayor fabricante mundial de PC, está luchando contra la caída de la demanda de equipos informáticos y de impresión, ya que los consumidores han adoptado el cambio hacia los dispositivos móviles.

No obstante, la compañía ha reiterado recientemente que mantendrá su línea de PC.

HP quiere jugar en todo el mercado de ordenadores, con el PC como un “centro de datos al dispositivo”, ha declarado su CEO. La empresa ve estos equipos como una manera de vender más sus otros productos, como el software de seguridad. Además, el negocio de PC está siendo de gran ayuda a HP para mantener costes bajos en otras líneas, por lo que la ejecutiva lo ha llamado dispositivo de “convergencia”.

Los planes de Meg Whitman pasan por conducir de nuevo a la organización hacia los servicios empresariales, sin ir contra los pesos pesados de la industria, como IBM, EMC o Dell, ni otros proveedores de TI.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor