Los beneficios de Microsoft caen (pero no tanto gracias a la Xbox)

Movilidad

La compañía de Redmond ha publicado los resultados financieros correspondientes a su 2Q; ha registrado una caída de su beneficio neto de un 0,1% por el aumento de costes operativos y la reducción del mercado de PC.

Los resultados financieros son los que, sin trampa ni cartón, señalan la fortaleza y los puntos débiles de las compañías. Cuando además, se trata de gigantes históricos como Microsoft, el interés por conocer sus ingresos y beneficios es aún mayor; dan pistas sobre las estrategias fallidas y exitosas, sobre las líneas de juego a seguir.

El beneficio neto de la compañía que lidera Ballmer ha sido en este trimestre de 6.624 millones de dólares, 10 millones menos que en el mismo período de 2010. Los analistas coinciden en que la caída podría haber sido más acusada (las inundaciones en Tailandia han hecho mucho daño) de no ser por las fuertes ventas de su consola Xbox.

Eso sí, los ingresos del gigante de software ascendieron a 20.885 millones de dólares, un 4,5% más que en el mismo trimestre de 2010. Es una cifra récord para los de Redmond.

Ballmer considera que los presentados son unos resultados “sólidos” que se publican en un momento en el que la compañía prepara lanzamientos que “acelerarán nuestros productos clave y servicios”.

Los de Redmond confían en que este será un año clave. El ya inminente lanzamiento del Windows 8, su desembarco a gran escala en el sector móvil de la mano de Nokia y la integración de Skype en sus productos y servicios son algunos de los ases bajo la manga de la compañía de Ballmer.

Pero quien ha acelerado los beneficios o, más bien, ha amortiguado la caída de los mismos, han sido las ventas de la Xbox y su periférico Kinect. Ha sido la consola más vendida en EE.UU. durante 2011; con 66 millones de unidades vendidas más 18 millones de Kinect.

vINQulos

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor