Edge computing e infraestructura como servicio: Dell muestra cómo será el futuro basado en datos

CloudDatacenterIaaS

Dell presenta un informe que revela que la variedad y el crecimiento exponencial de los datos los está convirtiendo más en una carga que en una oportunidad para las empresas.

“Hoy los principales retos a los que se enfrentan los CIOs son el puesto de trabajo moderno, la realidad multicloud, la ciberseguridad y el ciber-recovery y las aplicaciones nativas cloud ligadas a la hiperconvergencia”.

Con estas palabras ha resumido Ricardo Labarga, director general de Dell Technologies en España, las principales tendencias que marcan el futuro de las TIC durante la celebración de su evento anual Dell Technologies Forum.

Un escenario para el que la compañía tiene una clara respuesta: APEX, su propuesta de infraestructura as-a-Service.

Una solución que, como explicaba Labarga, permite a las organizaciones agilizar sus procesos de forma rápida, sencilla y segura y, sobre todo, olvidándose de la cada vez mayor complejidad que representan las infraestructuras IT.

Así, actualmente, el proceso de transformación digital de las empresas españolas se centra en tres frentes: “la modernización de sus infraestructuras IT, de sus puestos de trabajo y utilizando técnicas de análisis que les permiten aprovechar el valor de sus datos para generar nuevos ingresos y optimizar sus operaciones, además de nuevas herramientas para proteger su información”.

Un desafío en el que, además, según ha desvelado Labarga, Dell puede ayudarles con soluciones en prácticamente cualquier área tecnológica. La razón, su clara apuesta por la innovación.

“En los últimos tres años, Dell ha destinado más de 15 billones de dólares a I+D y el compromiso es seguir invirtiendo en los próximos años un 5 por ciento de nuestra facturación. Además, esa innovación en nuestro caso es cruzada. Al ser referentes en servidores, almacenamiento, ciber recovery, puesto de trabajo, etc. es una inversión que multiplica su efecto innovador”.

Edge computing, una tendencia creciente

“En 2023, la mitad del PIB mundial estará impulsado por empresas que se han transformado digitalmente” afirma el director general de Dell.

Transformación en la que el Edge Computing será cada vez más relevante, según la compañía. Concretamente, de acuerdo con Dell, en 2025 el 75% de los datos se computarán y procesarán en el Edge lo que, de acuerdo con Labarga, “permitirá analizar el dato donde realmente se crea el dato, dando así lugar a nuevas oportunidades de servicios y aplicaciones”.

Datos que cada vez será más importante ya no securizar sino recuperar, algo que desde Dell también resaltan y para lo que ya disponen de soluciones de “ciberseguridad recovery” en el mercado. “Con nuestra tecnología, hacemos que el cliente pueda dormir tranquilo”, ha asegurado.

La paradoja de los datos

Datos que analizar, en el edge y que recuperar. En definitiva, datos esenciales para el negocio en la llamada era de las empresas data driven.

Sin embargo y pese a que esa es la tendencia, son muchas las empresas que, a día de hoy, no son capaces de gestionar los datos que generan y menos aún de extraer el valor que encierran.

Así, en el marco del Dell Technologies Forum, la compañía ha hecho público el informe “The Data Paradox”, realizado por Forrester Consulting y que revela cómo, a pesar de que existe un consenso generalizado en que los datos son un elemento vital para los negocios, la variedad y el crecimiento exponencial de los mismos los está convirtiendo más en una carga que en una oportunidad.

Carencia de habilidades, silos de datos, silos de negocio, procesos manuales, privacidad de los datos y debilidades relacionadas con la seguridad están provocando que, por ejemplo, el 59% de los profesionales españoles (64% global) se queje de que tiene tal exceso de datos que no puede cumplir con los requisitos de seguridad y cumplimiento.

De la misma manera, un 61% dice que sus equipos ya se sienten sobrepasados por la cantidad de datos que deben gestionar.

“Resulta preocupante ver cómo las empresas están inundadas de datos pero no son capaces de extraer de ellos el valor que puede ayudarles a ser más competitivas”, señala Ricardo Labarga para quien “es difícil creer que estas empresas van a saber agrupar estos datos y conseguir hacerlos útiles solo por instinto. Convertirse en una empresa basada en datos es un viaje y necesitarán que alguien les guíe en ese camino”.

 

 

 

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor