Los smartphones que llegarán en 2018

MovilidadSmartphones

Los nuevos dispositivos avanzarán en prestaciones de inteligencia artificial y realidad aumentada. La tendencia de incorporar pantallas flexibles no despegará, según los analistas.

Los teléfonos del próximo año llegarán con más características de realidad aumentada (RA) e inteligencia artificial (IA), mientras que las pantallas flexibles en los dispositivos, que desde hace tiempo se está escuchando que invadirán el mercado, pueden no alcanzar el éxito esperado, de acuerdo con un panel de analistas convocado por eWeek.

Los teléfonos inteligentes de hoy en día pueden hacer múltiples funciones, desde llamadas y enviar mensajes de texto a reproducir videos, hacer fotografías, buscar en Internet, etc.

Si bien las funciones de IA ya se han incorporado en algunos teléfonos inteligentes en el mercado, como el Pixel 2 de Google, las características de realidad aumentada también se verán más en 2018. La RA podría permitir a los usuarios realizar reconocimiento facial de las personas que les rodean y conectarse a sus cuentas de redes sociales, aunque este enfoque conlleva ciertas preocupaciones de privacidad.

En cuanto a la inteligencia artificial, el gran impulso el año que viene será por el uso de esta tecnología en las cámaras de los teléfonos inteligentes para reconocer objetos, palabras y mapas a través de innovaciones que utilicen plataformas de desarrollo de aplicaciones ya anunciadas, como ARCore de Google y ARKit de Apple. También se esperan mejoras de la IA y el uso de la voz para continuar perfeccionando la interacción del usuario con sus smartphones.

Por otro lado, la tendencia de teléfonos con pantallas flexibles puede no cautivar a los usuarios.

La idea de pantallas flexibles existe desde hace algunos años y ya han llegado  modelos como el teléfono plegable ZTE Axon M. Apple y Samsung están trabajando en sus propios diseños, pero “no está claro qué problemas solucionan los teléfonos flexibles a los consumidores y cómo se compensará la calidad de la pantalla”, ha afirmado Avi Greengart, analista de GlobalData.

Por lo que respecta a las características de seguridad, casi todos los teléfonos en el futuro incluirán algún tipo de característica de seguridad biométrica. El más común será un lector de huellas dactilares seguido de cerca por el reconocimiento facial.

No obstante, los problemas de Apple con el iPhone X (algunos usuarios han denunciado problemas al usar el escáner de cara del teléfono a la luz del sol y otros fallos) sugieren que el mercado finalmente se retirará del reconocimiento facial en 2018.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor