Atos y HDF Energy impulsarán los centros de datos alimentados por hidrógeno verde

CloudDatacenterGreen-ITInnovación

Unirán sus soluciones para propiciar el consumo renovable y predecible de instalaciones ecológicas.

Reducir la dependencia con energías no renovables y conseguir que el consumo de los centros de datos sea menos perjudicial para el medioambiente, para así frenar los estragos del cambio climático, es un objetivo cada vez más urgente para la industria tecnológica.

Es una deuda contraída con la sociedad, que ahora compañías como Microsoft, IBM o Atos están intentando arreglar.

Atos ha emprendido el camino hacia la descarboniación con el 2028 en su horizonte. El año pasado, según ha revelado, contrajo en un 15 % el consumo energético de sus instalaciones respecto a 2019. Más de la mitad de sus centros de datos consume en estos momentos energía libre de carbono.

La compañía francesa anuncia además una alianza con HDF Energy para crear centros de datos ecológicos, alimentados por hidrógeno verde.

Las necesidades energéticas de los centros de datos son evidentes. Los servidores tienen que funcionar a pleno rendimiento las 24 horas del día, los 365 días del año, para dar servicio a compañías y usuarios de todos los rincones del planeta. No se pueden permitir pérdidas de actividad.

Esto significa que consumen mucha energía. El plan de Atos y HDF Energy pasa por desarrollar una solución de extremo a extremo capaz de propiciar un consumo renovable. Sus responsables explican que aplicarán un enfoque “especialmente ambicioso, ya que, por su propia naturaleza, la energía solar o eólica es limpia pero intermitente, variable en su producción e impredecible, lo que la convierte en una energía inestable”.

Por una parte, HDF Energy aportará una central eléctrica que promete electricidad predecible y no contaminante. Para ello usará células de combustible de alta potencia alimentadas por hidrógeno verde procedente de parques fotovoltaicos y eólicos.

Mientras, Atos contribuirá con hardware, software y servicios de integración para aprovechar en los centros de datos esta electricidad producida por hidrógeno verde. Entre otras cosas, entregará tecnología de inteligencia artificial y software capaz de predecir las necesidades de consumo y de adaptar los recursos existentes según la actividad, el tamaño de las instalaciones y fenómenos externos como las previsiones meteorológicas.

Adelantarse a regulaciones futuras

El resultado serán centros completos operados con hidrógeno verde. “La solución que desarrollarán Atos y HDF será la primera disponible en el mercado que permitirá que un centro de datos de producción completo con cargas de trabajo muy exigentes funcione con hidrógeno verde”, señala Arnaud Bertrand, responsable de Estrategia e Innovación para Big Data y Seguridad en Atos.

“Esto responde a las expectativas no sólo de los operadores, sino también del mercado y de las autoridades públicas”, destaca.

Y es que dueños de centros de datos y los actores del entorno de la nube podrán reformular sus estrategias y adelantarse incluso a posibles cambios regulatorios que exijan soluciones más sostenibles en el futuro.

“Este nuevo desarrollo en la industria digital, donde el consumo de energía aumenta cada día, nos abre un mercado mundial considerable”, valora Damien Havard, director general de HDF. “La asociación HDF-Atos ofrece la primera infraestructura única y sostenible para este enorme mercado”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor