El mercado de semiconductores se reescribe para AI, Big Data e IoT

Innovación

En este nuevo orden mundial, las cargas de trabajo adaptadas para inteligencia artificial están obligando a los clientes a diseñar sus propios procesadores.

La inteligencia artificial (AI), la computación en la nube, Big Data y el Internet de las Cosas (IoT) junto con una gran dosis de movilidad están reescribiendo el mercado de semiconductores.

En este nuevo orden mundial, las nuevas cargas de trabajo adaptadas para inteligencia artificial están obligando a los clientes a diseñar sus propios procesadores. Las compañías dominantes pueden llegar a ser menos dominantes, como Intel, mientras ARM, centrada en el centro de datos, está lanzando sus desafíos para GPU, un área bajo la hegemonía de Nvidia. Por su parte, el Internet de las Cosas (IoT), otra tendencia del mercado, probablemente beneficiará a Qualcomm.

El CEO de Intel, Brian Krzanich, ha afirmado tras un sólido segundo trimestre de la compañía, que la empresa continúa viendo una intensa competencia en sus negocios. “Esa es la realidad de los atractivos mercados en los que participamos, pero la competencia nos hace más fuertes y estamos listos para ello”.

Apple, Microsoft y Google están trabajando en sus propios procesadores para manejar la inteligencia artificial y otras cargas de trabajo. El objetivo es romper los algoritmos para no tener que ir a la nube a obtener respuestas.

Las grandes cargas de trabajo de datos y de AI, así como la computación y el análisis de alto rendimiento, giran cada vez más en torno a las GPU. Este movimiento ha hecho de Nvidia un jugador clave en el ámbito de la empresa, con el aprendizaje profundo basado en GPU, y ha dado más vida a AMD.

Por su parte, Intel está pasando del PC al centros de datos y el Internet de las Cosas (IoT). La compra del gigante de chips Altera le ha permitido implementar procesadores personalizados que se pueden programar. Estos chips programables también se utilizan para AI y otras cargas de trabajo nuevas y, en muchos casos, los procesadores de Intel también están impulsando a los proveedores de la nube.

En el caso de Qualcomm, la compañía ha tenido unos meses difíciles y su modelo de licencias está tocado debido a una demanda de Apple y otros gigantes tecnológicos. Hace apenas unos años, Qualcomm era visto a menudo como el próximo Intel. El fabricante domina el mercado de chips para dispositivos móviles y ya tiene en funcionamiento procesadores para coches autónomos y servidores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor