Actualidad TI Fabricas

Foxconn, el fabricante de los iPhone, quiere comprar Sharp

Hace meses que se rumorea la venta de la empresa nipona Sharp y quien ahora parece estar más cerca de hacerse con esta histórica marca no es otro que el principal ensamblador de de dispositivos Apple, el fabricante chino Foxconn que además también monta componentes para otras conocidas marcas punteras.

Donald Trump quiere que Apple fabrique sus dispositivos en Estados Unidos

En su carrera hacia al nominación para la candidatura presidencial republicana el peculiar Donald Trump no parece dejar pasar ocasión para expresar opiniones y realizar propuestas cuanto menos singulares. Ahora le toca a su propósito de que la marca de la manzana mordida repatríe su producción a Estados Unidos en lugar de fabricar en China, disminuyendo así el desempleo.

Foxconn no suelta prenda sobre su posible futuro post-Apple

La empresa de Taiwan que ensambla una importante proporción de dispositivos para Apple ya comienza a ver en perspectiva un futuro en el que su dependencia de la manzana mordida se reduzca, aunque dan pocas pistas al respecto tras haber conseguido establecer un imperio tecnológico de 46.000 millones de dólares gracias sobre todo al iPhone.

Samsung quiere abrir una nueva fábrica en India

Después de China, India es el segundo mercado más importante del mundo tanto por ventas actuales como por mercado potencial, al estar aún en crecimiento y desarrollo una gran porción del país, incluyendo la transición al smartphone desde los teléfonos móviles “no inteligentes”. Ahora el gigante surcoreano quiere abrir allí una nueva gran fábrica para satisfacer la enorme demanda a la que pretende hacer frente.

Foxconn construye una nueva fábrica para encargarse de suministrar las pantallas de Apple

La construcción además está envuelta en una cierta prisa que le corre a Apple, quien habría dirigido una petición urgente a uno de sus suministradores habituales de componentes para que lo antes posible procedan a poner en pie esta factoría a fin de poder atender las peticiones de componentes que habrían quedado “huérfanas” tras quebrar la empresa estadounidense en la que habían confiado los de Cupertino para recibir el suministro de pantallas para sus próximos dispositivos.